Descripción

Ante requerimientos de software, la primera opción para toda organización es comprarlo, la segunda: contratar un desarrollo a la medida. Solo como tercera y última opción es el desarrollar internamente. Sin embargo decidir el proveedor, asegurar que el producto y servicios a contratar, sean los adecuados, implica un alto riesgo. Por ello es necesario disponer un metodología y un equipo de consultes confiables.