Control y monitoreo de planes estratégicos para evitar el problema generalizado del bajo nivel de implementación. De modo similar, para los planes de implementación resultantes de diagnósticos y diseños organizativos (estructuras, áreas, procesos y puestos).