Este metamodelo permite establecer y definir los elementos esenciales de una metodología y crear una estructura de conceptos que reduzcan la complejidad.