Establecer definiciones generales relacionadas al Modelo de Negocio e integrarlas a las definiciones previas con un diagnóstico de la empresa (Análisis Interno) y de su entorno (Análisis Externo) usando para ello el modelo Balanced Scorecard.

Además permite facilitar el análisis de causalidad y la definición de indicadores de gestión para establecer acciones que permitan lograr cambios en procesos o áreas organizativas.