Esta unidad metodológica tiene como finalidad especificar la funcionalidad de un sistema de software de manera entendible para un usuario. Además de especificar la interacción entre los usuarios y un sistema de software.