Esta unidad metodológica tiene como finalidad diseñar una secuencia a la medida de las fases clave en el desarrollo de un Plan Estratégico de TIC. Además permite identificar las mejores prácticas conocidas para desarrollar cada fase antes definida y facilitar la inclusión de nuevas prácticas.