Esta unidad metodológica tiene como finalidad disponer un primer nivel de especificación de requerimientos funcionales. Además de establecer la coherencia entre los procesos del negocio y los requerimientos funcionales.